La alimentación
La alimentación

Nuestra cabaña consta de 800 cabezas de cabras de la raza Murciano-Granadina, con unas características inmejorables en la calidad de la leche y de fácil ordeño. Carecen de estacionalidad reproductiva, por lo que su aptitud es claramente lechera. Es una raza que destaca por su adaptabilidad al medio rústico y con amplia capacidad de pastoreo.

Un alimentador automático da de comer al ganado hasta ocho veces al día, repartiendo por todos los comedores de las instalaciones una mezcla variada de grano de primera calidad, se completa su alimentación con alfalfa fresca, y paja seca en las estaciones frías.

Selección genética
Selección genética

Nuestros ganaderos cuidan cada animal desde su nacimiento. Seleccionadas las cabritas son trasladadas a un recinto aséptico y alimentadas con una nodriza que simula la madre, su alimentación natural tiene las propiedades necesarias para un crecimiento fuerte y saludable.

Pasados 10 meses son fecundadas por los sementales seleccionados. Tras su primer parto estas hembras empiezan a producir nuestro bien más preciado, la leche. Como productoras son ubicadas en instalaciones cubiertas y comunicadas con amplios parques exteriores.

El ordeño
El ordeño

Una hembra en plena producción lechera puede dar hasta dos litros diarios. Los puntos de ordeño poseen amarres automáticos. La leche pasa directamente, mediante sistema de vacío, de las ubres de los animales a un tanque refrigerado, donde pasa de 35 grados a 2-4 grados de temperatura, asegurando que no exista ningún tipo de contaminación.

La leche obtenida del ordeño diario es transportada a la quesería. Contamos con el protocolo de calidad adecuado para controlar todos los parámetros higiénicos y de uso, donde periódicamente se toman muestras de leche de cada res, para controlar tanto la calidad como la producción para la mejora genética.